LA HISTORIA DE CAROL

By: | Tags: | Comments: 0 | July 27th, 2015

No confíe en una prueba de sangre para diagnosticar un caso de hipotiroidismo.

“La siguiente vez que vi a un médico fue porque pensé que podría tener hipotiroidismo. Pero mis niveles estaban ‘dentro los límites normales’, así que de nuevo me dijeron que seguro el problema era mi dieta e inactividad”.

Hola,

Mi nombre es Carol y tengo 47 años de edad. Mi odisea comenzó en 1992. Tenía problemas familiares y entré en depresión, así que consulté con varios doctores que me recetaron antidepresivos. ¡Aumenté casi 23 kilos en 15 meses! El doctor dijo que subí de peso por la dieta e inactividad, pero ninguno de los dos motivos era cierto. Toda la vida me he ejercitado tres veces por semana y siempre he sido consciente de mi dieta y hábitos alimenticios. Lo cierto es que no le interesaba lo que yo le dijera, así que no escuchó.

La siguiente vez que vi a un médico fue porque pensé que podría tener hipotiroidismo. Pero mis niveles estaban “dentro los límites normales”, así que de nuevo me dijeron que seguro el problema era mi dieta e inactividad. El doctor hizo un comentario ofensivo: “las calorías que entran, deben salir”, es decir, coma menos y muévase más.

Al final, un doctor estuvo dispuesto a recetarme Synthroid para calmar mi enojo con os médicos que no quisieron escucharme, que ni siquiera me hicieron caso. No encontré cambios o beneficios por tomar Synthroid. Seguía sintiéndome cansada todo el día y nada me motivaba. Seguí tomando siestas cuatro o cinco veces por semana, me levantaba lenta y perdía la memoria. Mi esposo se mantuvo a mi lado y me animaba para que siguiera buscando ayuda profesional hasta encontrar alguien que me escuchara y entendiera. Él llevaba meses escuchado la publicidad del doctor Hotze por la radio. Al final cedí y fui a ver a ese doctor.

Los equipos de colaboradores y de médicos se portaron bastante amigables, corteses. Los segundos me escucharon hasta que terminé y además me hicieron preguntas. Ahora me siento orgullosa de decir que perdí casi 16 kilos y bajé de talla 14 a talla 6. Ya no tomo siestas, tengo mucha más energía y desapareció la depresión. En resumen, esa es la historia.

¡Agradezco al doctor Hotze y a su equipo por devolverme la vida!

Leave a Reply

Send this to friend