LA HISTORIA DE JANET

By: | Tags: | Comments: 0 | July 30th, 2015

Mi nombre es Janet, tengo cuarenta y siete años y soy residente de Beaumont, Texas.  En la primavera del 2000, múltiples tragedias ocurrieron en mi vida. Mi esposo y yo nos divorciamos y cinco semanas después, mi padre falleció.

Mi vida se volvió incontrolable no sólo por mis emociones, pero también por mi desempeño físico. Me sentía como si fuera una mujer de 80 años sin voluntad de vivir cada día.  Iba a trabajar y luchaba con la presión de cada día así como de lidiar con un estrés inidentificable. Conforme se acercaba el 2001, vi a un viejo amigo, ahí es donde todo cambió. Él trabaja para UPS y un día mientras hacía las entregas,  se encontró con una revista de Texas Monthly en la oficina de un consultorio dental que estaba en su ruta , e incluía un artículo sobre el Hotze Health & Wellness Center en Katy, Texas. Antes de llamar a Hotze, fui a ver a mi ginecólogo y obstetra, quien me regresó con antidepresivos. Me horroricé en la desestimación continua de mis problemas. En este punto de mi vida las cosas estaban fuera de mis manos, pensé que llamar a la clínica de Hotze no sería lo peor que pudiera hacer. Llegas a un punto de tu vida donde crees que todo lo que los doctores quieren es tu dinero, no les importas tú.

Mi primer cita fue en agosto del 2003, sin saber qué esperar (era sólo otra paciente) ¡fui tratada como reina! El doctor Sheridan se sentó conmigo después de mi pruebas físicas y de laboratorio para saber todo lo que necesitaba que yo le dijera. Discutimos el tratamiento para la tiroides y las hormonas bioidénticas. Después de la primer semana de mi cita inicial, mi novio que sólo era mi amigo en el 2001, notó la diferencia.  Yo había sufrido de migrañas, cambios de humor, aumento de peso, bochornos, sudoración nocturna, antojos, neblina mental, sensibilidad en los senos, básicamente tenía años desmoronándome.

Ahora es febrero del 2006 y continuo con el tratamiento de hormonas bioidénticas. A lo largo de los últimos tres años he ido de sentirme de 80  años a 21.  Me siento mejor que cuando tenía 20. Recuperé mi vida. Ahora estoy casada a mi amigo/novio/príncipe encantador. Si él no hubiese tomado la revista ese día en su ruta, quizá nunca hubiera sabido que mi vida podía mejorar; seguiría luchando cada día. Mi ex ginecólogo y obstetra seguiría insistiendo en las pastillas. Yo le llamo una solución rápida a un problema de largo plazo. Es increíble lo bien que puedes enfrentar los giros inesperados de la vida cuando tus hormonas están en sincronía.

En mi opinión, Hotze es la “fuente de la juventud”. Desde la puerta principal hasta el final, el equipo Hotze se convirtió en mi familia y amigos. La división de  farmacia y vitaminas me ha servido en todo lo que necesito. Estoy en un régimen de productos naturales que hacen bien a mi cuerpo comparado con los efectos secundarios de los productos sintéticos. Recientemente, fui con el doctor de la familia. Era la primera vez en mucho tiempo así que tuve que llenar mucha papelería.  Querían saber como medicación diaria y otra información del historial de la familia. Cuando el doctor vio mi análisis de sangre se impresionó. La mayoría de las mujeres de mi edad no están en tan buena forma con el colesterol, tiroides y su peso como lo estoy yo ahora. El uso prolongado y la consistencia con mi régimen ha causado que mi salud general esté tan perfecta como puede ser.

Ya no tengo más ciclos menstruales irregulares, baja tiroides, colesterol elevado, fatiga o sudoración nocturna. Recientemente me convertí en abuela por primera vez de Jace Daniel. Si no fuera por las hormonas bioidénticas y el trabajo del equipo de HHWC, no sería quien soy hoy. Hace menos de 5 añois no tenía ganas de dejar la casa para ir por comida y muchos menos tenía la energía para disfrutar a un dulce e inocente bebé. Ahora no puedo ni quedarme quieta.  Estoy muy agradecida por el amor y apoyo de mi familia, el amor de Dios y los grandes corazones de las personas en la clínica Hotze. Es maravilloso tener mi vida controlada en lo emocional, espiritual y físico.
Si se identifica con la historia de Janet, contáctenos hoy ¡y le ayudaremos a tener su vida de vuelta!

Leave a Reply