LA HISTORIA DE JESSICA

By: | Tags: | Comments: 0 | August 12th, 2015

Sé que la gente les ha agradecido por recatarlos peo me gustaría tomarme un momento para decirles de lo que ustedes me han rescatado.

Hasta hace 3 años atrás, mi vida era como un viaje en un crucero de placer. Una familia genial, amigos geniales, todo era genial. De pronto sentí como si hubiese caído al agua. Nadie lo notaba porque no gritaba, estaba muy avergonzada. Finalmente llamé a los doctores, solo para recibir ligeros salvavidas. Mientras me iba hundiendo en el agua, podía ver la fiesta seguir arriba. La gente me saludaba, me decían que nadara más rápido, que intentara más y sostuviera mi respiración. Comencé  a comprender por qué la alguna gente decide respirar en el agua, para tomar la decisión de ahogarse. Estaba tan cansada, simplemente no podía nadar un minuto más.

Imagine estar tan cansado que prefiere renunciar y ahogarse, a que otro doctor te dé el diagnóstico de  síndrome de fatiga crónica y que te diga que tomes antidepresivos y ¡hagas más ejercicio! Tengo cinco hijos menores de 6 años, no necesito decirle cuánto ejercicio hago cada día.

Ese diagnóstico vino al final de una estresante y larga semana y simplemente me desmoroné. Llamé a mi suegra en Katy y ella me contó del HHWC. Cuando hablé con el coordinador de nuevos invitados, ella me lanzó un salvavidas y me dijo cómo sostenerme- la ayuda estaba en camino.

Cuando entré ala oficina, las caras sonrientes y genuinamente interesadas que vi, ¡fue como ver al guardacostas viniendo a rescatarme!

¡A mi de entre toda la gente! , ¡era valiosa!, ¡era importante! Ellos no consideraban que necesitaba seguir tratando de nadar. No solo Sheri Gruener, el Dr. Phillips y el equipo me rescataron, sino que bucearon hasta mi, me llevaron de vuelta al barco, me secaron, me dieron ropa fresca y me regresaron en medio de la fiesta.

Todos conocen a los gu8ardacostas por sus uniformes. Mis rescatistas portaban trajes negros a la medida. Igual como reconoces a un hombre que usa uniforme como un profesional altamente entrenado; la atmósfera de la oficina, la decoración y uniformes, me hicieron saber que estaba en buenas manos.

No sé cuánto tiempo más habría soportado. Sin esperanza de un rescate, sin señal de tierra a la vista, estuve tentada a renunciar. Difícilmente puedo creer que he cambiado mucho en un corto mes. La combinación de la medicina, suplementos y el equipo que te cuida me han dado una verdadera esperanza.

Y eso es suficiente para regresarme a mi vida, mi fiesta.

Gracias a ustedes por todo y por el esfuerzo que hacen por expandir su conocimiento. Ha hecho una gran diferencia en mi vida.

Mi esposo Chris y nuestros hijos, Justin, Micah, Desi, renee y rebekah también les agradecen. A pesar de lo que cuando estaba debajo del agua, ahora me doy cuenta que mi familia y amigos sí se preocuparon y me extrañaron, simplemente no sabían cómo a ayudarme,

Con sincero amor y gratitud,

Jessica A. –Una esposa, madre, hija y amiga renovada.

 

¿Se identifica con la historia de Jessica? Contáctenos y permítanos ayudarle a recuperar su vida.

Leave a Reply

Send this to friend