LA HISTORIA DE KARA

By: | Tags: | Comments: 0 | August 12th, 2015

Por muchos años sentía que algo no estaba bien.  La mayoría de las mujeres de mi edad parecían estar llenas de vida y podía manejar sus hijos, un esposo y el trabajo con solo algunos días descabellados de vez en cuando pero en general parecían estar bien. Noté lo mu diferente que me sentía yo. Me abrumaba fácilmente por cosas que debía poder controlar. Varios eventos ocurrieron que me causaron saber que algo no estaba bien.

En cuatro diferentes ocasiones olvidé por completo recoger los hijos de amigo en la escuela después de decir que lo haría.  ¡Soy afortunada que todavía sean mis amigos! Pensé que la neblina mental era solo una parte de mi vida. Cuando le conté a mi ginecólogo/obstetricia acerca de esto, estaba listo para mandarme con otro doctor que me prescribiera antidepresivos. Sabía que no quería comenzar por ese camino.

Algunos otros problemas para mi era la increíble fatiga y la falta de disposición para tomar decisiones. No podía decidir qué cenar para la cena o tomar mis propias decisiones más importantes. Mi madre y mi esposo  me habían dicho por años que dormía mucho, de hecho cuando les decía que frecuentemente tomaba siestas en mi auto durante el día mientras hacía llamadas telefónicas de ventas, ellos se impresionaron y preocuparon. Necesitaba una siesta cuando había dormido 10 horas durante la noche. Nuevamente llamé a mi médico y corrió una prueba de tiroides y me aseguró que estaba en el rango normal así que estaba bien. Esto me puso al límite porque cómo podían ellos decirme cómo me sentía yo. No me sentía para nada bien. Sabía que tendría que haber otra respuesta. Esto me hizo comenzar a buscar otra respuesta.

El destino lo haría, fui invitada a escuchar las charlas de Dr. Hotze en la casa de alguien. No podía creerlo,  ¡él estaba hablando de mi! Decidí hacer una cita  para ver si podía ayudarme.  Estaba muy impactada porque el equipo y doctores de la oficina del Dr. Hotze realmente me escuchaban cómo me sentía y no solo leían las estadísticas de cómo  me debía sentir. Realmente sentí que se me estaba incluyendo en el cuidado y soluciones para mi salud.

Comencé el programa un sábado en la mañana y quizá sea un caso inusual, como me han dicho antes, ¡pero me sentía mejor para el domingo! Nunca olvidaré que estaba viendo tenis, doblando ropa y viendo por la  puerta corrediza de vidrio y era como si alguien me hubiera movido la pantalla a un lado.  Sentí que mi mente se aclaró así de rápido. Pasé el día limpiando algunos cajones y comprando con mi hermana. No podía creerlo.

Otro beneficio cierto que había tenido es que mi colesterol realmente disminuyó y como en mi familia hay historial de ataques cardíacos esto es un gran alivio. El aumento de mi nivel de energía me ha ayudado no solo en  ir al gimnasio sino a quedarme ahí y hacer ejercicio. Sé que esto hace bien en general a mi salud también.

La manera en que me siento me ha ayudado en el trabajo también. Desde que comencé el programa con el programa del Dr. Hotze me he convertido en una gran productora en mi empresa. ¡Puedo vender con una energía renovada y entusiasmo!

Pero una de mis más grandes alergias es compartir cómo me siento con mi familia y amigos. No puedo expresar lo genial que es saber que he impactado en la vida de alguien al llevarlos al consultorio de Dr. Hotze.

Mi historia quizá no sea muy dramática pero era un decline lento de mi energía, mi función cerebral y mi salud en general. Me preocupaba no tener energía para cubrir las demandas de mi trabajo y especialmente de mi esposo e hijos. Estaré por siempre agradecida con el equipo y especialmente el Dr. Hotze por tener esa iluminación y coraje para ponerse de pie y tratar gente para llevarlos al bienestar, no solo para cubrir síntomas.

¡Gracias por devolverme mi vida!

Les deseo lo mejor a ustedes y en su búsqueda por una mejor salud.

 

¿Se identifica con la historia de Kara? Contáctenos y permítanos ayudarle a recuperar su vida.

 

Leave a Reply