LA HISTORIA DE DIANE- ACNÉ, ANTIBIÓTICOS Y ACCUTANE

By: | Tags: | Comments: 0 | August 5th, 2015

Cuando empecé a hablar con el Dr. Sheridan, me miró y me preguntó por qué estaba allí. Me quedé muda, no sabía exactamente por dónde empezar. Por suerte, él lo hizo. Me miró y me dijo: “Tienes veinte años, no es necesario que te preocupes por este tipo de problemas. ¡Tienes que estar por ahí afuera disfrutando de la vida. Te llevaremos de vuelta ahí”.

Esas son las palabras con las que inicié mi camino hacia la recuperación. Ha sido un camino lleno de giros, vueltas y antojos; pero más lleno de esperanza y sostenido en la fe por parte del personal, el Dr. Sheridan,  mis padres, y Dios. Parafraseando la lectura de la biblia, 1 Timoteo 12, dice que porque eres joven puedes ser un ejemplo en el habla y en la mente de todos. Con un corazón agradecido es que voy a tratar de dar el ejemplo al compartir mi historia.

Cuando tenía sólo 12 años mi piel se empezó a destrozar. En ese momento yo estaba segura de que se relacionaba con las hormonas y como tantas otras personas de mi edad, se iría rápidamente y sólo aparecería de vez en cuando. Lamentablemente mi piel decidió ir en contra de mis esperanzas y se hizo muy impredecible y difícil de controlar. Como resultado acudía a los antibióticos y continué en ese camino, incluso tomaba Accutane, con la esperanza de detener los brotes de acné. Había intentado todo y nada funcionó. Fue un ciclo repetitivo de ver el dermatólogo, que siempre me hizo sentir como un número más y probar nuevas recetas. Me había resignado a tener que usar corrector toda mi vida, cuando mi mamá me sugirió que visitar el Hotze Health & Wellness Center. Ella escuchaba la radio todos los días y pensó que tal vez podría ayudarme, ya que parecía que muchas otras personas habían encontrado ahí su propio milagro en la Tierra. Admito que estaba dudosa al principio, pero yo estaba dispuesta a confiar en ella y ver cómo me iba.

En el momento en que llegué ahí sentí esperanza. No fue por alguna cosa tangible que me hiciera sentir de esta manera, simplemente podía sentirlo. El personal era amable y me hizo sentir que no estaba sola; que no me quedaría en el presente sino que tenía un futuro que era maravillosamente diferente y mejor. El Dr. Sheridan se sentó con mi mamá y conmigo y nos explicó todo. Me dijo que los antibióticos eran muy probablemente la causa de todos los síntomas que había tenido junto con el acné, como el latido irregular del corazón, hipotiroidismo, sudores fríos y las manos temblorosas. Él me dio lo que he considerado como uno de los mejores regalos que me podían dar: el conocimiento y el acceso a las hormonas bioidénticas. Estos me están llevando a experimentar un renovado sentido de esperanza, perseverancia y la renovación de la vida. Nunca me he sentido mejor. Dentro de una semana de tomar el Armour Thyroid, progesterona y cortisol, entre otros, empecé a notar que mi piel se estaba limpiando, me sentía con más energía, me sentía más en control de mi cuerpo y con concentración de la mente. Todos los días me seguía viendo y sintiendo un poco mejor tanto física como mentalmente. A día de hoy sigo religiosamente el programa de alimentación prescrito con vitaminas y hormonas bioidénticas, a pesar de que estoy en la escuela ¡y me es difícil mantener el régimen del programa libre de levadura!

Actualmente soy estudiante de segundo año en la universidad y finalmente me estoy dando cuenta de lo maravilloso que es ser joven y sentirme joven otra vez. Sabiendo que esos síntomas pueden ser curados y están siendo curados por la dedicación y la paciencia de la clínica Hotze, el Dr. Sheridan y las increíbles hormonas bioidénticas, ¡me resulta difícil no compartir la noticia con todos los que conozco! Nunca podré expresar lo agradecida que estoy, pero puedo esperar y rezar para que ésta historia llegue a cualquiera que haya estado en mi situación, ya sea una madre, hija, hijo, o amigo. “A quien mucho se le da, mucho se espera de él”. Esa frase me recuerda que no puedo estar simplemente contenta con saber sobre la clínica Hotze, las hormonas bioidénticas y la forma en que me han ayudado, sino que tengo que correr la voz y animar a todos de ser parte de este importante y maravilloso programa y todo lo que es parte de él.

Con fe, el amor y la esperanza,

Diane

¿Usted sufre de acné como lo hizo Diane? Podemos ayudarlo. ¡Contáctenos hoy!

Leave a Reply

Send this to friend