LA HISTORIA DE ELISA- MENOPAUSIA

By: | Tags: | Comments: 0 | August 5th, 2015

Las mujeres sabemos que la menopausia es inevitable. Sabemos que no hay forma de negarlo, de escapar y lo enfrentamos con una actitud de “¿qué otra opción tengo?”. Pero ¿quién quiere pasar por la menopausia antes de tiempo? Ninguna mujer, se los aseguro.

A la edad de 44 años, mi cuerpo decidió hacer un motín. Varias cosas sucedieron a la vez que me llevaron a la menopausia instantánea a través de no sólo uno, sino dos cirugías con seis meses de diferencia.

Además del proceso de recuperación larga que tuve que pasar (las dos veces) y la existencia de una incisión preciosa, mi cuerpo entré en un estado de shock con la ausencia de la secreción de hormonas habituales. Mi pelo creció seco, mi piel perdió elasticidad, yo lloraba si un sombrero se caía, no podía recordar lo que había hecho hace dos minutos y lo peor de todo, mis partes inferiores estaban secas como un hueso.

Después de no tener relaciones sexuales debido al proceso de curación, yo estaba ansiosa por asegurarme de que todo funcionaba como antes. En realidad, la mejor palabra es desesperada. Mi ginecólogo me dio Fosamax para ayudar con la pérdida de masa ósea y de calcio, y Effexor para ayudar con los ataques de llanto, pero no quería que iniciara con en HRT todavía.

Después de seis meses de tener ganas de llorar, decidí intentarlo con Hotze. Yo, como muchos otros, había visto su anuncio en Southwest Airlines donde señalaban su enfoque homeopático.

Tengo que admitir que tenía mis dudas en mi primera visita, con las vitaminas, la dieta libre de levadura y suplementos hormonales. Pero pensé que sólo me quedaba mi cordura por perder y empecé un programa hormonal muy básico.

Un año y medio más tarde, me siento como si fuera otra vez la misma de siempre. No me gusta el hecho de tomar estas pastillas todos los días por el resto de mi vida, pero es obvia la decisión entre elegir eso o regresar a la antigua mujer llorona y hecha de barro. Me siento bien, me veo bien, mi peso es ideal, mi vida sexual es genial  y aunque todavía no puedo recordar lo que hice hace dos minutos, estoy mucho más cercana a la original yo que la persona que fui después de las cirugías.

Doy las gracias a la gente en Hotze por eliminar mi escepticismo con testimonios y razonamiento, por trabajar con mi programa y sobre todo, por tratarme como un individuo. Está claro, desde de la primera visita la gente de Hotze desea diferenciarse de la mentalidad de ganado que sigue nuestro sistema de salud actual.

¡Gracias Hotze, por ayudarme a recuperar mi vida!

Si usted está experimentando síntomas de la menopausia, permítanos ayudarle a recuperar su vida.  ¡Contáctenos hoy!

Leave a Reply

Send this to friend