LA HISTORIA DE KRISTEN

By: | Tags: | Comments: 0 | August 13th, 2015

Desesperada era la palabra para describirme en el momento en que llamé a Hotze Health and Wellness Center. Con 34 años de edad y madre de tres niños, siempre había llevado un estilo de vida activo y saludable. Sin embargo, poco después del nacimiento de mi tercer hijo, mi estilo de vida activo se convirtió en una lucha diaria. Me dijeron que las demandas de mantenerse al día con los niños y una apretada agenda eran los culpables, sin embargo, yo sabía que algo “no estaba bien”. Junto con mi fatiga constante, me di cuenta de que mi ciclo menstrual y SPM se estaban volviendo cada vez peor y  había desarrollado infecciones en el tracto urinario. Tuve un cambio significativo en mi piel y el cabello; de hecho, se me caía demasiado el cabello. Fui a varios médicos para tratar mis preocupaciones y me dijeron que yo estaba deprimida (que no era cierto), me dieron antibióticos para la infección y antidepresivos para mi “depresión”. También me informaron de que mis síntomas eran normales para las mujeres en los treintena.
Un día leí un anuncio del Hotze Health and Wellness Center donde describían mis síntomas, ¡sentí que yo era la mujer en el anuncio y me estaban describiendo! Casi al mismo tiempo, mi marido había estado escuchando el programa de radio del Dr. Hotze y ordenó para mí su libro “Hormonas, Salud y Felicidad”. Lloré varias veces mientras lo leía, porque me di cuenta de que yo no estaba loca. Sabía cuál era mi siguiente paso a dar.
Ir al HHWC era la mejor inversión personal y financiera que podría haber hecho para mí y mi familia. El Centro Hotze estudian todo el problema, no sólo partes de mis síntomas. El personal era muy profesional y atento, casi de inmediato  sabía que estaba en el lugar correcto.

Me quedé impresionada con el personal médico. Después de ser diagnosticada con una baja de la tiroides, la fatiga adrenal y el crecimiento excesivo del hongo de levadura, me recetaron medicación natural, junto con las vitaminas y los minerales que mi cuerpo necesitaba. También me dieron tratamiento de una hormona natural llamada progesterona, y la incluí en mi alimentación  con una dieta baja en carbohidratos.

 

Me di cuenta de la mejora inmediata que tuve. Ahora tengo mucha energía, mi cabello y la sensación en la piel es fabuloso y he perdido diez libras. No he tenido ninguna infección por candida desde que estoy en el programa del Dr. Hotze. Mis compañeros de trabajo y amigos han notado un cambio significativo en mi apariencia y bienestar general. ¡Ahora me siento como la mujer vibrante de 34 años de edad que Dios quería que fuera!

¿Puede relacionarse con la historia de Kristen? Póngase en contacto con nosotros hoy mismo y permítanos ayudarle a recuperar su vida!

Leave a Reply

Send this to friend