LA HISTORIA DE LAURA

By: | Tags: | Comments: 0 | August 12th, 2015

Mi vida algunas veces ha sido como una caja de chocolate, cada día cuando despertaba no sabría cómo sería.

A pesar de que he sufrido mucho dolor y días poco placenteros, he encontrado felicidad y alegría en el camino. Las dificultades que he encontrado me han moldeado y me han hecho lo que soy hoy.

Tengo 43 años y estoy casada con un hombre maravilloso llamado Doug. Tengo 2 hijos, de 8 y 10 años. Vivimos en el norte de New Jersey. Mi historia comienza como una adolescente que sufría mucho por el síndrome premenstrual y sus síntomas que a grandes rasgos consistían en irritabilidad e hinchazón durante la mitad del mes. Mi desequilibrio hormonal desató en mi la ansiedad a la edad de 20 años.

Los sentimientos de ansiedad y pánico eran incómodos, temerosos y en ocasiones me consumían mucho. Tenía comúnmente  pensamientos negativos y de ansiedad que corrían por mi mente sin tener el poder de controlarlos. Deseaba tener un interruptor para apagar esos constantes preocupaciones que me invadían. Tenía periodos de tiempo donde no era tan pronunciado, pero en general nunca estaba libre de ansiedad. Batallaba en ciertas situaciones como en grandes tiendas, estar parada en largas filas, estar atrapada entre dos carros en el banco, aviones, etc.

Conocí a mi esposo en mi iglesia y me casé a los 27 años. Tuve mi primer hijo a los 32.

Durante y después del embarazo me sentí ansiosa hasta que vi un doctor homeópata en mi área. El podía darme alivio peor no podía resolver adecuadamente mis problemas. Después del nacimiento de mi segundo hijo  a los 35, me sentí bien hasta que era el se hizo independiente. Fue en ese tiempo que toqué fondo. Me volví completamente ansiosa,  casi no dormía, algunas noches dormía solo 45 minutos o nada. Era totalmente miserable y mi esposo no sabía qué hacer conmigo. Siempre estaba hambrienta, necesitaba comer todo el tiempo, estaba hinchada, con dolores estomacales. Mi humor era horrible y peor que una montaña rusa con todas las subidas y bajadas. Estaba cansada, de mal humor, irritada y triste. No tenía paciencia. Sufrí de esta forma por tres años. Rezaba y rezaba y supliqué al Señor que me sanara y pedía a todos que también oraran por mi.

Fui con mi médico ginecólogo y le conté cómo me sentía. Le rogué que me examinara mi sangre y revisara mis hormonas, sentía que éstas eran culpables de esos problemas. El fue muy insensible y grosero y solo me ofreció prescribirme Zoloft, a lo que me negué. Luego encontré un médico natural en mi zona que solía usar hormonas bioidénticas. El analizó mi sangre y me dijo que mi nivel de hormonas era muy bajo. Me prescribió hormonas y me ayudó un poco pero aún así no me sentía totalmente bien. Yo creo que la dosis no era la correcta, a pesar de que es un hombre maravilloso y realmente me quería ayudar. También procedí a tener sesiones de acupuntura por un año para tratar de tener algún alivio. Nuevamente, eso n funcionó lo suficientemente bien.

Mi esposo encontró un anuncio e la revista de Natural Health acerca del centro Hotze y me dijo que debía llamar (estoy segura que estaba cansado de mi). Llamé y hablé con una mujer llamada Nicky Nye. Ella fue maravillosa, extremadamente dulce y me escuchó atentamente y me dijo que me podía ayudar. Lo pensé por cerca de 6 meses hasta que estaba tan frustrada que finalmente llamé e hice una cita.  Estaba dispuesta a ir la siguiente semana que estaba cerca de mi cumpleaños. El viaje y consulta fue un regalo de mi esposo (que resultaría en un regalo para el también). Arrastré mi cansado y exhausto ser hasta el aeropuerto y me pregunté si habíamos tomado la decisión correcta por ir hasta Texas desde New Jersey. Fue ciertamente un riesgo con fe.

Bueno, era un riesgo que valía la pena tomar. Valió cada centavo y cada pizca de esfuerzo por ir a Hotze. La gente en el centro fue amable y atenta. El Dr. Ellsworth fue mi doctor y es un hombre tan amable con una manera gentil de ser. El me escuchó atentamente y me hizo sentir animada de que me ayudaría a sentirme mejor. Me diagnosticó con baja tiroides (que ningún otro doctor había detectado), desequilibrio hormonal (quién lo adivinaría), candidiasis, alergias y fatiga suprarrenal. Me puso en un tratamiento de vitaminas, un programa de dieta, hormonas naturales, cortisol y un tratamiento de de tiroides natural.

Después de que regresé a casa comencé a soñar con lo que mi vida sería si el programa realmente funcionaba, quería viajar, quizá sentirme mejor acerca de hablar en público, ser una mejor esposa y mejor mamá. También quería tener un perro para mis hijos (siempre sentía miedo de tener un factor extra de estrés por tener algo más que cuidar). Comencé el programa y el segundo día del tratamiento de tiroides me sentía con más energía. Podía estar despierta hasta las 10 o 10:30 lo cual era muy tarde para mi. Alrededor de 8 semanas después, realmente noté que mi humor era mucho mejor ahora, 1 ¼ año después de mi primera visita me siento genial, mi humor mejoró significativamente, puedo manejar mejor el estrés diario. Soy mucho más activa, hago caminatas regularmente, he aprendido a esquiar y este verano quiero aprender esquí acuático. He perdido 15 libras y pasé de talla 6 a talla 2. También quiero decir que tengo una nueva adición en mi familia, un dulce jack russell de 18 libras,  un cachorro que es una bendición para nuestra familia. Me siento mucho mejor y ahora siento la paz mental y en mi cuerpo que solía no existir.

Estoy tan agradecida que el Dr. Hotze ha permitido que Dios ayudara a través de el a  muchas  mujeres heridas y proveer de un excelente y efectivo programa.

Para el Dr. Hotze y Dr. Ellsworth, siempre estaré agradecidas por su sabiduría y cuidado. A mi esposo que estuvo a mi lado durante todos los momentos buenos y malos. A mi dulce Jesús que me sostiene de la mano sin importar si el día es soleado o nublado. Estoy tan agradecida de que mis oraciones fueron respondidas y nunca olvidaré lo lejos que he llegado que siempre recuerdo dar gracias.

Romanos 8:35 y 38

¿Quién nos separara del amor de Cristo?

 

¿Se identifica con la historia de Laura? Contáctenos y permítanos ayudarle a recuperar su vida.

Leave a Reply