LIBRE DE LEVADURA CONMIGO: QUÉ ESPERAR

By: | Tags: | Comments: 0 | January 27th, 2016

Al igual que con cualquier otro proceso drásticamente diferente a lo que estamos acostumbrados, es importante estar al tanto acerca de lo que podemos esperar durante el trayecto, especialmente cuando estamos cambiando por completo nuestros hábitos alimenticios. ¡Es realmente increíble lo que la comida puede hacer por su salud! Tenemos la esperanza de que esta guía diaria le dé una idea de lo que puede esperar a medida que sobrelleva 30 días (o más) de una alimentación libre de levadura.

 

DÍA 1: ¿De qué se trata todo este alboroto?

 

Son las 2 de la tarde del primer día. El desayuno consistió en huevos revueltos con un poco de aguacate al lado y una taza de café (con leche de almendras como el sustituto de crema, por supuesto). Usted almorzó una gran cantidad de verduras y hojas verdes ligeramente aderezadas con jugo de limón y aceite de oliva. Como de costumbre, es hora de un snack así que come unos trozos de apio, los sumerge en su crema de cacahuate sin azúcar y regresa de nuevo a su escritorio para terminar su día de trabajo. ¡Empieza a sentirse como un conejo sano y feliz! Se apresura a llegar a casa después del trabajo, entra por la puerta y detecta el aroma más sorprendente que ha olido en todo el día; su olla de cocción está llena de sopa de tortilla sin levadura. Se sienta en la mesa a cenar con su familia y mientras todos disfrutan de su sopa “saludable” y usted se pregunta a sí mismo: “¿Qué tiene esto de difícil?”

 

El día 1 se siente motivado sabiendo que ha tomado una buena elección tras otra durante todo el día. ¡VAMOS! Usted merece sentirse como una estrella de rock hoy así que disfrútelo, pero solo por hoy … porque al igual que todo, las cosas empeoran antes de mejorar.

 

¿Está listo?

 

DÍAS 2-3: ¿Ya casi termina?

 

Suena la alarma y hace que usted salga de la cama esperando sentirse tan bien como lo hizo ayer, sólo para darse cuenta rápidamente que… no. Se siente como si hubiera sido atropellado por un camión y golpeado en la cabeza con un bate de béisbol, todo al mismo tiempo.

 

¿Recuerda aquella pizza y cerveza que consumió la noche antes de empezar a comer sin levadura? ¿Y el pastel alemán de chocolate? Ni siquiera hablemos de todo lo que comió durante las vacaciones navideñas…

 

Sí. Todo esto tendrá repercusiones.

 

El segundo y tercer día son por lo general un golpe de realidad para su cuerpo (especialmente para aquellos de ustedes que simplemente no pueden tomar café sin crema). Muchas de las personas que inician un programa de alimentación sin levadura reportan dolores de cabeza, fatiga y dolores musculares durante esta parte de la dieta. Esto, mis amigos, es completamente normal. Estos sentimientos son conocidos como “desvanecimiento” y son, más que nada, una sensación de desintoxicación. Después de haber empapado su cuerpo en alimentos procesados ​​y azúcares, su cuerpo busca una forma de liberar toda esta “basura”, y lo hace mediante la liberación de toxinas, lo que puede causarle este tipo de molestias. Estos síntomas no deben durar los 30 días, así que no se rinda. Puede que solo dure unos días y muy pronto se volverá a sentir como nuevo. Beba mucha agua, tome sus tabletas Neutra según sea necesario, continúe tomando buenas decisiones y saque provecho de esto porque vale la pena…

 

DÍAS 4-5: ¡Fuera de mi camino!

 

El día 4 llega y usted tímidamente se levanta de la cama, esperando sentirse noqueado por un golpe de Muhammad Ali. Se lleva una grata sorpresa cuando descubre que realmente se siente funcional hoy. “¡Aleluya!”, se dice a sí mismo. Entra en la cocina para tomar su rica taza de café y es recibido por la cara sonriente de su pareja cuando de repente siente… el deseo de darle un golpe en la cara por sonreírle esta mañana.

 

Bien hecho, amigos. Han llegado al día 4.

 

Cuando usted le dice repetidamente su cerebro que NO puede tener algo (como golosinas, brownies de chocolate), le causa estrés y ansiedad, lo que le hace sentirse de esta manera. Sin mencionar que tiene un dolor de cabeza intenso, su intestino está tratando de adaptarse y sus hormonas se están viendo afectadas (en el buen sentido) por todas sus nuevas elecciones de alimentos. El hecho de que “extrañe desesperadamente su Dr. Pepper” no le ayuda tampoco. Esto es 100% normal. Su temperamento está irritable, los nervios están alterados y tiene la paciencia de un cachorro. La idea de advertir a todos los que le rodean con un letrero permanente que dice “Fuera de mi camino” pasa por su mente, pero sepa que esta fase también pasará. Tome algunas respiraciones profundas, hágase un pastel de café libre de levadura y sepa que todo va a terminar pronto. ¡Se lo prometemos!

 

DÍAS 6-7: ¿Ya es hora de la siesta?

 

Perfecto, ya superó los 5 primeros días de comer limpio y usted (y su familia) todavía están vivos. Mientras que usted está oficialmente fuera de la etapa de “ira” del programa sin levadura, ahora no puede despegar su cabeza de la almohada. La silla de su escritorio se transforma lentamente en un sillón reclinable y una siesta al mediodía en su coche nunca ha sonado mejor. La ida al gimnasio que programó con su mejor amiga… si claro. No sucederá. Usted cae en la cama desde las 8 pm y cuando se despierta 11 horas después, está emocionado de sentirse “normal” de nuevo.

 

Entonces, ¿qué está pasando? ¿no se supone que al comer limpio se aumentan los niveles de energía? Sí … eventualmente… pero ahora su cuerpo está tratando de adaptarse al hecho de que ya no tiene carbohidratos simples como su principal fuente de energía. Está aprendiendo lentamente cómo quemar más eficientemente la grasa y usar la proteína como combustible, lo cual toma mucho más esfuerzo. No se preocupe… esta parte está por terminar.

 

DÍAS 8-15: ¡Devuélveme mis galletas!

 

¡Uf! Me alegro de que los momentos de baja energía han terminado. Sus niveles de energía están de vuelta y mejor que nunca, pero algo está un poco desajustado. Usted comienza a soñar con papas fritas y dulces y galletas … ya sabe, las cosas que siempre ha comido. Hay una fiesta de cumpleaños en el cubículo al lado del suyo y sus compañeros de trabajo le llevan una rebanada de pastel. ¡¿EN SERIO?!

 

Esta segunda semana es una de las más difíciles porque aquí es donde su mente comienza a engañar a su cuerpo diciéndole que necesita todos esos alimentos que comía antes. Los antojos entran en juego y son más fuertes que nunca. Sucede a veces. Nuestra relación con los alimentos ha durado muchos, muchos años, así que romper con cosas como papas fritas es muy difícil. Trate de escribir en un diario sus pensamientos y sus deseos mientras pasa por este período. Una vez que haya terminado con el programa de alimentación libre de levadura y haya adoptado este nuevo estilo de vida de manera permanente, encontrará gracioso volver a leer todas las notas que escribió en su diario.

 

DÍAS 16-28: Ojo del tigre

 

Adiós sentimientos de ira y antojos, ¡hola campeón! ¡Esto es de lo que todo el mundo debe estar hablando! Usted ya está a medio camino y casi puede ver la olla de oro al final del arco iris. Sus niveles de energía están arriba (¡muy arriba!), sus antojos son inexistentes, está disfrutando todos estos nuevos alimentos y espere un segundo… ¡su ropa incluso le está quedando mejor! ¿Qué le parece? Su tiempo en el gimnasio vuela porque está muy motivado y déjeme decirle, ya casi ha llegado a la cima. No hay mucho más que se pueda decir acerca de esta fase así que, ¡salga y disfrute!

 

DÍA 29: ¡Ya casi termina, ya casi termina, ya casi termina!

 

Ahhh … día 29. Está totalmente entusiasmado y el hecho de que el día 30 es en menos de 24 horas lo tiene ansioso. Sólo dos noches más para que todo este proceso haya terminado. Usted ha aguantado los antojos, las siestas, la ira y finalmente está luciendo y sintiéndose mejor, cuando de repente se pregunta … ¿qué voy a comer el día 31? Se dice a sí mismo “Puedo y voy a mantenerme al día con esto. No voy a volver a lo que estaba haciendo antes. No habrá ninguna desviación en el día 31″. Se da ánimo a sí mismo y se va a trabajar sintiéndose como un campeón.

 

Es normal tener esta sensación de pánico cuando el programa de ¡Libre de Levadura Conmigo! llega a su fin. Durante los últimos veinte y tantos días literalmente ha vivido, respirado y se ha comido las reglas, y para ser honesto, creo que esto le gustó. Usted no quiere volver a sus hábitos de antes porque su cuerpo se ha restablecido y está emocionado de tener este nuevo comienzo. Recuerde: el programa de alimentación libre de levadura está destinado a ser un cambio de estilo de vida, no una dieta. Es fácil de mantener y también lo es la forma en la que se siente en este momento.

 

DÍA 30: Cruzar la línea de meta. Y tal vez un poco de pastel.

 

Su cordura ha vuelto y se ha dado cuenta de que con el tiempo tendrá que salir de su pequeña burbuja de alimentación sin levadura. Siendo realistas, es difícil permanecer libre de levadura para el resto de su vida así que, cuando se aventure a salir de su dieta sin levadura, recuerde que la moderación es absolutamente clave. Si usted decide ser libre de levadura durante la semana y ser un poco flexible los fines de semana, está perfectamente bien. El objetivo es mantener su salud y su peso corporal ideal. Si usted va a comer un omelet de queso en el desayuno, probablemente no deba comer una hamburguesa con queso y papas fritas en el almuerzo. Y para cenar, si decide comer salmón a la parrilla, verduras asadas sobre una ensalada y recompensarse un poco con ese bocado de pay de nuez. Está bien.

30 días de seguir un programa de alimentación libre de levadura no es una tarea fácil, lo sabemos. ¡Siéntase orgulloso de usted mismo! Presuma su nueva y delgada cintura (e incluso los huesos del cuello que desaparecieron hace unos años). ¡Lo ha LOGRADO!

¿Ha hecho el programa de alimentación libre de levadura antes? ¿Terminó el programa sin mayores complicaciones o experimentó alguna de las fases anteriores? Comparta con nosotros y con nuestros lectores cómo fue su experiencia dejando un comentario abajo.

Leave a Reply